01
Api
2019
icon-post-elkarkidetza

Elkarkidetza abona 33 millones, principalmente en pensiones vitalicias, a 6.345 pensionistas en el año 2018 y su patrimonio asciende a 1.089 millones

  • Elkarkidetza
  • Elkarkidetza
  • Elkarkidetza - Albisteak
Vitoria-Gasteiz, a 29 de marzo de 2019.

En la Asamblea General Ordinaria que ha celebrado Elkarkidetza EPSV de empleo en el ARTIUM, o Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo de Vitoria-Gasteiz, se ha presentado el cierre del ejercicio 2018. Todos los acuerdos de la Asamblea, incluida la aprobación de las cuentas y el informe de gestión del ejercicio 2018, se han aprobado por mayoría absoluta.

Nuestro colectivo de personas asociadas sigue aumentando y mejora la confianza depositada en nosotros, como se refleja en las encuestas de satisfacción.

En el desenlace del ejercicio 2018 han influido notablemente los comportamientos geoestratégicos de los principales actores de la política internacional, que ha provocado una desestabilización económica de los mercados y un mal comportamiento de prácticamente todas las categorías de activos.

En este contexto y tras seis años sucesivos de rentabilidades positivas Elkarkidetza ha obtenido en este año una rentabilidad del -2,31%. Esta realidad ha de ser valorada, dentro del ciclo económico completo.

El análisis necesita, también, de un estudio comparativo. La rentabilidad media de los planes de pensiones, según datos de Inverco, ha sido del -3,95% y nuestros índices de referencia se han situado el IBEX en -14,97% y el Eurostoxx en -14,34%. Sin embargo, siendo nuestro objetivo pagar rentas vitalicias, no podemos perder la perspectiva de una visión a más largo plazo (observando los resultados medios de los últimos cinco, diez o 15 años) para concluir que nos situamos por encima del IPC y la media de fondos de pensiones, consecuencia de una gestión prudente de nuestras inversiones.

En el panorama financiero señalado, la Entidad ha priorizado la seguridad sobre la rentabilidad. Se ha llevado a cabo una política de preservación del capital, con reducciones en la inversión en renta variable y otros activos a favor de la liquidez.

En otro orden, es necesario destacar que este año se ha realizado, por la firma AON HEWITT, un estudio para los próximos diez años que determina la evolución esperada del activo y de la obligación. Dicho estudio nos ha permitido detectar aspectos a mejorar y adoptar decisiones con el objetivo de contribuir a minimizar los riesgos y fortalecer la sostenibilidad de Elkarkidetza.

La gestión eficaz de la Entidad ha permitido mantener una tasa de cobertura —índice con el que se mide la capacidad ante eventuales riesgos— por encima de las obligaciones. Así, al concluir el año 2018, la tasa de cobertura se situaba en el 8,76%, con lo que se supera en 4,76% puntos el nivel legal mínimo establecido.

Este contexto no nos hace olvidar nuestro compromiso social. Seguimos impulsando inversiones que consideran criterios medioambientales, sociales y de un adecuado gobierno corporativo. Además, continuamos apostando por realizar inversiones en empresas vascas que contribuyan al desarrollo del país, que mantengan y creen nuevos puestos de trabajo.

Este año también se ha caracterizado por el esfuerzo realizado tanto por la Junta de Gobierno y el equipo de Elkarkidetza en la implantación de las Políticas de Buen Gobierno, Gestión de Riesgos y Cumplimiento Normativo que ha culminado con la aprobación de un texto refundido y la implantación de un Sistema eficaz de Gestión de Riesgos.

Es también destacable la obtención del certificado de Bikain, que supone formalizar la política lingüística de la Entidad recogiendo los compromisos que asumimos en relación con la gestión del euskera.

Nuestro objetivo es y sigue siendo promover un sistema de pensiones complementario justo, suficiente y sostenible en el tiempo, cuyo diseño se basa en la negociación colectiva, con aportaciones compartidas entre instituciones y personas asociadas a lo largo de sus carreras profesionales, donde se priorizan las prestaciones en forma de renta.