“Protocolo del canal ético” que regula el procedimiento para comunicar de forma confidencial presuntas irregularidades.

Las personas físicas y jurídicas pueden informar a la Entidad de los hechos de los que tengan conocimiento que constituyan o puedan constituir un riesgo de comisión de delitos o una irregularidad. Elkarkidetza garantiza que ninguna persona que denuncie de buena fe un hecho sufrirá por esa razón represalia o consecuencia adversa de ninguna clase. Para garantizar este fin, Elkarkidetza dispone de un “Protocolo del canal ético” que regula el procedimiento para comunicar de forma confidencial presuntas irregularidades.

A través del canal ético podrán recibirse comunicaciones consistentes tanto en denuncias de posibles irregularidades (“denuncias”), como consultas sobre las normas que componen la “Política de Buen Gobierno de Elkarkidetza” (“consultas”), en virtud de lo regulado en el “Protocolo del canal ético”.

CÓDIGO ÉTICO
PROTOCOLO DEL CANAL ÉTICO

Los grupos a los que va dirigido el presente canal ético son las siguientes personas físicas y jurídicas:

  • Socios y socias de número
  • Socios protectores
  • Órganos de Gobierno de la Entidad
  • Personas empleadas de Elkarkidetza
  • Aliados
  • Proveedores
Denuncia