Se calcula tu pensión cuando accedas efectivamente a la jubilación en el régimen correspondiente de la Seguridad Social y similares, ceses en el trabajo, y así lo solicites. El cálculo se realiza exclusivamente con tu ahorro acumulado en ese momento.

Se establece un sistema que preserva el cobro de las prestaciones en forma de pensión, en concreto poder pagar el importe mínimo de pensión establecido en nuestro reglamento 106 euros en 2020, actualizables con IPC. Una vez alcanzado este objetivo se podrá optar a capitalizar parte del ahorro con el límite del 25% en las prestaciones de jubilación, incapacidad permanente y viudedad del/ de la socio/a de número.

En caso de fallecer, tu cónyuge viudo cobra una pensión del mismo importe, hasta su fallecimiento.

Si la persona jubilada, causante, y su cónyuge viudo falleciesen antes de los 90 años del causante, las hijas e hijos, en su defecto los/las herederos/herederas de la persona jubilada percibirán todas las rentas hasta la fecha en la que el causante hubiera cumplido 90 años.​

Si no tienes cónyuge viudo y falleces antes de cumplir 90 años, tus hijas e hijos o, en su defecto, tus herederos y herederas percibirán todas las rentas hasta la fecha en la que hubieras cumplido 90 años.

Las pensiones se cobran mensualmente y en los meses de junio y diciembre se percibe una mensualidad adicional del mismo importe.

La pensión se mejorará en base a la participación en beneficios regulada en el Reglamento de Prestaciones.

Las prestaciones tienen la consideración de rendimiento de trabajo al realizar la declaración del IRPF. Elkarkidetza no asume ninguna obligación de asesoramiento fiscal y/o financiero. ​ Consulte en su Administración Tributaria y/o asesoría fiscal.