Te interesa al igual que al resto del personal comenzar a acumular un ahorro destinado a la generación de pensiones.

Puedes aportar desde el primer día que trabajes en la institución con los mismos derechos que el resto de las personas que cotizan a Elkarkidetza. Las ventajas son las mismas que las que obtiene cualquier otra persona asociada: aportación paritaria (la Institución en la que trabajas pone a tu nombre un euro por cada euro que tú aportes), rentabilidad superior a la de las EPSV individuales, experiencia de un equipo gestor profesional dedicado desde 1986 exclusivamente a gestionar pensiones.​

¿Qué sucede si dejo de trabajar en la Institución?

El ahorro se mantiene a tu nombre en Elkarkidetza. Además, puedes optar entre seguir realizando tu aportación o suspenderla. En el primer caso, el ahorro se incrementará a futuro con tus aportaciones (la Institución deja de aportar por ti) y la rentabilidad obtenida, mientras que en el segundo caso el ahorro se incrementará a futuro únicamente en base a la rentabilidad obtenida.

El ahorro, previa solicitud, se convertirá en tu pensión de jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y desempleo.

Por último, el ahorro puede trasladarse a otra EPSV de empleo.

¿Qué sucede si me quedo en paro?

Recibirás tu pensión cuando estés en situación legal de desempleo y lo solicites. La prestación por desempleo de larga duración consistirá en una renta mensual equivalente a la prestación  del nivel contributivo de la Seguridad Social, a cargo de tu ahorro y hasta el agotamiento del mismo.